sábado, 1 de diciembre de 2012

Sobre el apellido Quinto y De Quinto

Las distintas versiones que sobre el origen de este apellido acogen algunos autores, y la variedad de las casas solares que, según otros, tuvo en diversas regiones de España, no facilitan el esclarecimiento su verdadera procedencia, ni descubren si todas las familias así apellidadas vienen de un mismo solar y tronco.

Algunos sostienen que todas las familias Quinto proceden de la patricia italiana del mismo apellido, cuyos individuos se establecieron en España durante la dominación de los romanos en la Península Ibérica, versión que por los lejanos y oscuros tiempos a que se remonta, abre a la duda muy ancho camino.

Otra se inclina a creer que el apellido «Quint», de Mallorca y Cataluña, es el mismo que Quinto, con la terminación modificada por las ramas que en aquellas regiones radicaron. Tal vez exista algún fundamento para esa creencia, pero no habiendo logrado descubrirlo en el curso de nuestras investigaciones, optamos por esquivar dicha identificación, dedicando a Quint y a Quinto informaciones independientes. En este lugar recogemos las noticias que corresponden a Quinto.

Una tercera versión sobre el origen de esta familia considera que desciende de los Señores de la villa de Quinto, cuyo nombre tomó por apellido, y es, sin duda, la más acertada. La villa de Quinto de Ebro pertenece a Zaragoza, y en esta capital moró, desde tiempos muy antiguos, una importante rama de Quinto, con línea en la ciudad de Caspe, provincia de Zaragoza. A esta familia, cuyos individuos eran infanzones de Aragón, pertenecieron el palacio de Chacón (Caspe) y el de Pastriz, que ostentaban en sus fachadas y en algunos cuadros de sus habitaciones, un escudo de armas que, entre otras piezas, contenía los palos de Aragón, elocuentes detalles, todos los indicados, del origen netamente aragonés de esa casa. 

A esto hay que añadir los autorizados testimonios de Joaquín Tomeo y de Cosme Blasco en sus respectivas Historias de Zaragoza, los cuales citan a los Quinto como pertenecientes a una de las nobles familias aragonesas que florecieron en los reinados de D. Pedro III y D. Alonso III, y que asistieron a la coronación de D. Jaime II en 1291. Y si no nos decidimos a afirmar que la villa de Quinto, mencionada anteriormente, fue la cuna del linaje (aunque así lo estimamos), es en vista de que algunos prestigiosos autores dicen que existieron otros solares del apellido Quinto en la villa de Valmaseda (Vizcaya); en el lugar de Angulo (Burgos); en el castillo de Graino, junto a la villa de Sarria (Galicia); en la ciudad de Baeza (Jaén); en la villa de Beceite (Huesca), y en otras partes. Pero la ampliación de esas noticias con datos que comprueben la existencia de tales solares como de distinto origen del aragonés, no nos ha sido propicia.

Entre los antiguos y más destacados varones de la familia Quinto aragonesa, aparecen mencionados en obras y documentos, los siguientes: García de Quinto, Capitán de ballesteros, que acompañó al rey de Aragón D. Alfonso V en la expedición a Nápoles en 1432, según consta en la colección de documentos inéditos para la Historia de España publicados por los académicos Salvá y Sainz de Baranda, tomo XIII. Guillermo Alcalá de Quinto, uno de los nobles que obtuvieron los célebres privilegios de la Unión concedidos por D. Alonso III, en Zaragoza, en 1287, y que copia el historiador Blancas en sus «Comentarios de las Casas de Aragón». El Caballero de Santiago, Fortún Sánchez de Quinto, que asistió a la batalla de las Navas de Tolosa. Frey Martín de Quinto Fernández, descendiente del anterior y Maestre de la Orden de Calatrava. Sancho López de Quinto, miembro de la Cofradía de Nobles Caballeros Infanzones de San Jorge de la ciudad de Zaragoza antes de 1509. Pedro de Quinto, Consejero de Carlos V. Juan de Quinto, Caballero de Santiago y Gobernador de Ocaña. Otro Pedro de Quinto, Paje de Felipe II y después Capitán de Caballos en la batalla de San Quintín, y El también Capitán Francisco Gómez de Quinto, que pasó al Nuevo Reino de Granada y se distinguió en la conquista y población del Espíritu Santo, del Canguá.

I.- Sancho López de Quinto, Cofrade de la de Nobles Caballeros Infanzones de Sam Jorge, de la ciudad de Zaragoza, citado en las anteriores líneas, obtuvo sentencia de la Corte del Justicia de Aragón, D. Juan de Lanuza, por la que se le declaraba infanzón de solar conocido. Fue vecino de Zaragoza y padre de:

II.- Pedro López de Quinto, Escribano principal de la Diputación del Reino de Aragón, confirmado en su infanzonía por el Emperador Carlos V en 7 de junio de 1539. Casó tres veces, con sucesión de su segundo y de su tercer matrimonio. Del segundo nació:

III.- Miguel López de Quinto, también infanzón, que contrajo matrimonio con Dña. Ana o Luisa Zurita (hija del célebre historiador Jerónimo Zurita), y procrearon a

IV.- Pedro López de Quinto y Zurita, Alcaide, Secretario y Escribano principal de la Diputación del Reino de Aragón, que ingresó en la Cofradía de Nobles Infanzones de San Jorge en 1594. Casó con Dña. Francisca Torrero, en quien tuvo este hijo

V.- Pedro Jerónimo López de Quinto y Torrero, reputado infanzón de sangre y naturaleza por el Concejo de la ciudad de Zaragoza en certificación fechado el 10 de marzo de 1631. Se ignora si tuvo sucesión.
Del tercer matrimonio de Pedro López de Quinto, mencionado en el párrafo II de la anterior filiación, fue hijo:

I.- Domingo de Quinto, incluído en la salva de infanzonía de su padre. Casó con Dña. Isabel Grañena, a quien hizo madre de

II.- José de Quinto y Grañena, marido de Dña. Magdalena Pérez, y ambos padre de

III.- José de Quinto Pérez, que casó en Caspe, el 31 de enero de 1651, con Dña. María Aparicio Arpal, naciendo de esta unión

IV.- José de Quinto y Aparicio, bautizado en Caspe el 24 de noviembre de 1656. Siendo menor de catorce años, ganó ejecutoria de infanzonía en la Real Audiencia de Zaragoza el 22 de octubre de 1670. Casó en Caspe, el 24 de octubre de 1688, con Dña. Josefa Trillo y Campos, en quien tuvo a
V.- José de Quinto y Trillo, bautizado en Caspe el 24 de septiembre de 1691 y casado allí, en 29 de abril de 1718, con Dña. Josefa Ravinad y Ferrer. Su hijo

VI.- Antonio de Quinto y Ravinad fue bautizado en Caspe el 17 de enero de 1725, y efectuó su enlace en dicha ciudad, el 7 de marzo de 1759, con Dña. Lorenza Guín y Ros, siendo padres de

VII.- Agustín de Quinto y Guín, bautizado en Caspe el 20 de febrero de 1774. Fue Doctor en ambos Derechos, Abogado de los Reales Consejos, Corregidor de Caspe, Oidor de la Real Audiencia de Valencia y Caballero de la Legión de Honor de la Lis de Francia. Se unió en matrimonio en Caspe, el 18 de diciembre de 1805, con Dña. Manuela Cortés y Centol, y procrearon a Javier de Quinto y Cortés, que sigue. Luis de Quinto y Cortés, bautizado en Morella (Valencia) el 23 de enero de 1812. Fue Presidente de Sala de la Audiencia de Zaragoza y Comendador de la Orden de Carlos III. En su mujer, Dña. Joaquina Sánchez-Rudilla y Ramón de Sentís, tuvo esta hija Concepción de Quinto y Sánchez-Rudilla, que casó con José Ram de Viu y Navarro de Aragón, Barón de Herbés, y procrearon a Carlos Ram de Viu y Quinto, Conde de Samitier Maestrante de Zaragoza y marido de Dña. Pilar Arévalo, con sucesión; Luis Ram de Viu y Quinto, Barón de Herbés, casado con Dña. Dolores Ulzurrun de Asaunza, de la casa de los Marqueses de Tosos, también con sucesión; Francisco Javier Ram de Viu y Quinto, soltero, y Dolores Ram de Viu y Quinto, esposa de Francisco Nougués, sin sucesión, y Dolores de Quinto y Cortés, bautizada en la parroquia de San Miguel, de Zaragoza, el 17 de abril de 1823, que efectuó su enlace en la misma ciudad, parroquia de San Andrés, el 15 de noviembre de 1838, con Esteban Pascual de Torla, naciendo de esta unión Ricardo Pascual de Torla y Quinto, bautizado en Zaragoza el 6 de septiembre de 1839. Coronel de Artillería y Maestrante de aquella ciudad. Casó en Vitoria con Dña. Julia Nevot Layús, sin sucesión, y Máximo de Torla y Quinto, bautizado en la parroquia de San Miguel, de Zaragoza, el 13 de octubre de 1852, también Coronel de Artillería y Teniente Mayor de la Real Maestranza de dicha capital. Allí casó, en La Seo, el 11 de agosto de 1880, con Dña. Concepción Martínez de Andosillas y Frías-Salazar, en quien tuvo a Francisco de Asís, Dolores, Javier y Máximo.

VIII.- Javier de Quinto y Cortés nació en Caspe, siendo bautizado el 22 de mayo de 1812. Fue Conde de Quinto, Gentilhombre de Su Majestad, Caballero de Isabel la Católica y de Carlos III. Académico de número de la Reales Españolas de la Historia y de San Fernando, Doctor en Derecho, Diputado y Senador. Casó en Madrid con Dña. Elisa Rodas y Rolando, Dama de la Reina, y tuvieron estos hijos: Francisco de Asís de Quinto y Rodas, que heredó el título de Conde de Quinto en 1860. Casó y dejó sucesión. Agustín de Quinto y Rodas, casado con Dña. Carmen de Santa-Pau. Con sucesión. Elisa de Quinto y Rodas, que casó dos veces: la primera, con Adolfo Abreu, y la segunda, con Ramón Egozcue. De ambos matrimonios quedó descendencia, y Cristino de Quinto y Rodas, que murió sin sucesión.
 
ARMAS

 En las fachadas de los palacios de Chacón (Caspe) y de Pastriz, que pertenecieron a la familia Quinto aragonesa, estaba esculpido un escudo cuartelado en cruz, cuyo primer cuartel contenía el siguiente blasón de Quinto: Tronchado por una banda de gules y en ella este lema en letras de oro: «Ab-lo-quint». La partición alta, de oro, con los palos de Aragón de gules, y la partición baja, de azur, con un creciente de plata adiestrado. Las armas de los otros tres cuarteles eran de alianzas. El escudo descrito figura también en algunos cuadros y en la ejecutoria ganada por D. José de Quinto en 1670.

 Tomás Francisco de Monleón describe como propio de los Quinto y López Quinto, originarios de la villa aragonesa de Quinto, el siguiente: En campo de oro, tres osos de sable, puestos en palo.


 En el Libro de Armería de Navarra, que se conserva en el Archivo de la Diputación de Pamplona, aparece ese mismo escudo como correspondiente a los López de Quinto, pero en él están sustituidos los tres osos con tres jabalíes de sable.

 Varios heraldistas asignan a los Quinto, sin indicar las casas de que procedieran, los siguientes escudos: En campo de plata, cinco roeles de gules con puntos como las quinas de Portugal.

 Otros: En campo de gules, un dado de plata, mostrando de frente cinco puntos de sable en sotuer, y surmontado de una banda también de plata.

 Otros usaron escudo cuartelado: 1º. y 4º., de oro, con un león rampante de azur, y 2º. y 3º., de azur, con cinco bezantes de plata, puestos en sotuer.

 Otros: En campo de sinople, diez roeles de oro, cargado cada uno de una banda de gules, engolada en dragantes del mismo color.
 






BIBLIOGRAFÍA
http://www.albakits.com/QUINTO.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada